La Gimnasia Abdominal Hipopresiva (GAH) es un método de corrección postural que logra disminuir la presión en las cavidades torácica, abdominal y pélvica mediante la ejecución de determinadas posturas (estáticas y/o dinámicas) y siempre con la ayuda de una apnea espiratoria.

Esta terapia está enfocada al tratamiento y prevención de diversas patologías funcionales: posturales, digestivas, ginecológicas, urinarias y/o obstétricas. También tiene efectos a nivel respiratorio, cardiovascular y metabólico.

 

El método hipopresivo

La GAH es una secuencia de ejercicios que, a través de posiciones específicas, activan de forma automática la musculatura inspiradora (diafragma y músculos accesorios). Las apneas espiratorias intermitentes aumentan el efecto hipopresivo.

Durante la práctica de los ejercicios se trabaja la autoelongación de la columna, esto provoca un ascenso del diafragma y la propia succión eleva las vísceras intraabdominales (intestino, recto, vejiga, uretra, útero y vagina) y provoca una contracción refleja de la musculatura del suelo pélvico. La GAH devuelve a la faja abdominal su función de sostén de los órganos internos del abdomen, reprogramando su respuesta muscular ante los aumentos de presión intraabdominal de la vida cotidiana y deportiva.

En la primera sesión -siempre individual- se realizan una serie de test para valorar el estado de cada paciente. En base al resultado se establece un plan de tratamiento y se inicia el aprendizaje de la apnea espiratoria y de los ejercicios.

 

Beneficios de la Gimnasia Abdominal Hipopresiva 

  • Reduce el perímetro de la cintura, al aumentar el tono muscular de la faja abdominal en reposo: 2-4 cm menos en 2-3 meses. Tonifica el abdomen y define la cintura sin perjudicar al suelo pélvico, como lo hacen los abdominales comunes.
  • Corrección postural: disminuye los dolores de espalda, tonifica la musculatura y equilibra el tono de la músculos antigravitatorios hipertónicos (espinales, isquiotibiales, psoas, cuadrado lumbar).
  • Normaliza las tensiones de los músculos respiratorios, principalmente del diafragma. Mejora los parámetros respiratorios.
  • Excelente método Postparto: ayuda a recuperar la postura, la figura, la fuerza de la musculatura abdominal, el tono del suelo pélvico y el equilibrio visceral.
  • Tonifica el suelo pélvico: Previene y trata la incontinencia urinaria de esfuerzo leve, así como el descenso de los órganos internos de la pelvis (prolapsos). Mejora la vida sexual en hombres y mujeres. Previene la disfunción eréctil. Se consigue una mayor conciencia corporal de la anatomía y de la movilidad pélvica.
  • Potencia el rendimiento deportivo, debido a que aumenta la capacidad respiratoria y la concentración de glóbulos rojos; y a que también mejora la postura y la biomecánica. Los deportistas de fondo van a ver aumentada su resistencia. La fatiga muscular vendrá mucho más tarde. Los deportistas de fuerza van a conseguir una faja abdominal óptima y esto va a favorecer la transmisión de fuerzas a sus extremidades.
  • Previene la aparición de hernias: discales, umbilicales, inguinales y vaginales.
  • Descongestión pélvica: aumenta la vascularización de los órganos internos. Esto mismo, por ejemplo, mejora el tránsito intestinal.
  • Drenaje vascular de los miembros inferiores: aumenta el retorno venoso y linfático. Indicado en edemas, piernas pesadas y/o problemas circulatorios.

Resultados de la Gimnasia Abdominal Hipopresiva 

Se aprecian los beneficios entre los dos y los seis meses, dependiendo de la situación de partida de cada persona.

Se requiere que los ejercicios se realicen correctamente y de forma constante; las clases duran entre 45-60 minutos y se practican una o dos veces por semana en el primer mes y en el siguiente deben ser diarios o mínimo 3 días a la semana.

La reprogramación termina cuando el profesional Experto en el Método Hipopresivo realiza los test con el resultado esperado. A partir de este momento, sólo será necesario un mantenimiento periódico.

 

Recomendaciones para la Gimnasia Abdominal Hipopresiva 

Es importante beber mucha agua tras la práctica de esta gimnasia (mejor si es rica en sales minerales), ya que existe un aumento importante de radicales libres y una pérdida de al menos 1,5 litros de agua por hora. Se recomienda acompañar la práctica habitual con una dieta hipotóxica, rica en frutas y verduras, con restricción de lácteos, carnes rojas y cereales.

 

Indicaciones para la Gimnasia Abdominal Hipopresiva 

  • Mujeres que han dado a luz.
  • Personas con descenso de los órganos abdominales o pelvianos.
  • Pacientes con problemas de incontinencia urinaria o fecal.
  • Pre y Postoperatorio de cirugías abdominales, ginecológicas y/o urológicas.
  • Personas que padezcan estreñimiento.
  • Deportistas que quieran mejorar su rendimiento deportivo.

 

Contraindicaciones de la Gimnasia Abdominal Hipopresiva 

Las técnicas del Método Hipopresivo son complejas por lo que si no se realizan correctamente y bajo la supervisión de un profesional cualificado pueden dar resultados totalmente diferentes a los esperados.

El fisioterapeuta hará una valoración general de su estado de salud para detectar posibles condicionantes o contraindicaciones, y adaptará los ejercicios en función de las necesidades de cada uno.

Las contraindicaciones principales son:

  • Hipertensión arterial: en caso de seguir un tratamiento médico para la HTA, y siempre de acuerdo de su médico, el fisioterapeuta especialista deberá aplicarle un tratamiento hipopresivo individual (Técnicas de Transferencia Tensional) con control óptimo de su tensión arterial y frecuencia cardíaca. En estos casos la práctica de GAH en grupo no está permitida, porque los ejercicios aumentan la presión arterial.
  • Durante el embarazo, la práctica repetitiva de estos ejercicios podría desencadenar contracciones del útero y provocar un parto prematuro o un aborto natural.
  • Después del parto, es preferible, salvo objeciones de su ginecólogo u obstetra, abstenerse de practicar ejercicios hipopresivos durante 6 semanas (porque se impide la involución del útero).
  • Ante problemas articulares de cadera, rodillas o hombros, el fisioterapeuta deberá ajustar un programa personalizado de ejercicios hipopresivos. En estos casos, por razones evidentes, la gimnasia hipopresiva colectiva estaría desaconsejada.
  • Hernia de hiato. Por la succión ascendente a la que se somete el diafragma durante la apnea espiratoria, la GAH podría aumentar la sintomatología del paciente. También en las hernias abdominales incontroladas y muy grandes en general, deberá haber un control médico previo a la actividad.
  • Problemas intestinales graves, como enfermedad de Crohn. Dado que estos ejercicios aumentan la vascularización del abdomen y la movilidad visceral, podrían empeorar los síntomas de este tipo de pacientes.
  • Problemas renales graves.
Fuente: artículo realizado en base a la experiencia y trayectoria profesional del doctor